Implantes dentales complicaciones

complicaciones implante dental

Hoy en día la terapia con implantes dentales es la mejor alternativa de rehabilitación  dental integral; sin embargo por ser una técnica quirúrgica, esta susceptible a sufrir complicaciones durante y después del tratamiento, que en algunos casos conlleva al fracaso del implante. Afortunadamente son pocos los casos en donde se han presentado complicaciones y/o fracasos del tratamiento, teniendo en cuenta los parámetros de esterilización y prevención durante y después de la colocación de los implantes dentales.

 

Complicaciones más frecuentes del tratamiento con implantes dentales

Infección peri implantar

rechazo-del-implate-dental

Esto ocurre en su mayoría al no llevar un control estricto de bioseguridad y asepsia durante y después de la intervención quirúrgica, contaminando el lecho con bacterias que ocasionaran dolor, inflamación, enrojecimiento y sangrado de la zona implantada; si no se trata la infección a tiempo, puede ocurrir pérdida de masa ósea y posteriormente el fracaso del implante. Esta inflamación se caracteriza por la tumefacción en la zona de la cirugía, dolor al tacto y en algunas ocasiones puede haber movilidad del implante dental.

Si sucede esto tendrá que acudir al centro para que el doctor responsable la evalué. En estos casos se procede al retiro del implante dental, y tratarlo con antibioticos  y anti inflamatorios; luego que la zona del implante se ha recuperado satisfactoriamente se puede colocar otro implante.

Sangrado profuso

El sangrado muy leve de la zona implantada es inevitable, normalmente mordiendo una gasa por 30 min detiene el sangrado, pero puede extenderse a 1 o 2 días después de la intervención. Si el sangrado no disminuye y sigue siendo profuso y/o abundante, debe acudir de inmediato a la consulta odontológica.

En este sentido debemos de tener presente algunas recomendaciones luego de la intervención quirúrgica: Luego de la colocación del implante dental debemos evitar hacer esfuerzos físicos, no ingerir alimentos o bebidas muy calientes (sopas, café, etc). La higiene debe ser escrupulosa y de preferencia hacer enjuagatorios con algún “enjuague bucal” que contenga clorhexidina.

El tratamiento con  implantes dentales tiene una tasa de éxito superior al 95%. Existen algunas condiciones (5%), del que comentamos en este artículo. En muchas ocasiones tras la pérdida del implante es posible volver a colocar un nuevo implante dental con éxito.


 

Inflamación

La inflamación o hinchazón de la zona intervenida es un síntoma normal de toda cirugía y en el caso del procedimiento de implantes es igual. Generalmente luego de la colocación de implantes la inflamación es mínima y raramente compromete el rostro (cara hinchada),  pero cuando es de forma severa, y hay presencia de dolor agudo en los próximos días de la intervención y no hay signos de mejora, debemos pensar en una posible infección peri implantar. Debe informar de inmediato a su odontólogo. Luego de la intervención el implantólogo siempre le recetará algún anti-inflamatorio, para evitar estas complicaciones.

 

oseointegracion deficiente

Oseointegración deficiente

En su mayoría, el proceso de oseointegración es adecuada, manifestándose de inmediato, sin embargo puede verse afectada por determinados tratamientos farmacológicos, enfermedades y hábitos del paciente, como el alcohol y el tabaco, que posteriormente conllevaran al fracaso del tratamiento. La oseointegración es el proceso donde el implante dental se une íntimamente al hueso, es decir se suelda  e integra al hueso; este proceso es necesario para que el implante quede estable y fijo al hueso, para poder soportar las cargas de la masticación.

 

Sobrecarga oclusal

Muchos de los paciente que se realizan tratamiento con implantes dentales desean que se le coloque la corona protésica de inmediato, pasando por alto el proceso normal de cicatrización antes de someterlo a carga oclusal; lo recomendable es esperar el tiempo adecuado que varía de 3 a 6 meses posteriores a la intervención quirúrgica, para poder obtener una mejor oseointegración y cicatrización de los tejidos, sin riesgo alguno al posible fracaso de los implantes dentales. Existe en este sentido mucha publicidad sobre la colocación del implante dental y la corona en una sola cita, pero en realidad este tipo de rehabilitación es sólo temporal y no es funcional, es decir el implante no esta apto para recibir las cargas de la masticación y la corona o prótesis se realiza más por motivos estéticos que funcionales.

 

Enfermedad periodontal

enfermedad periodontalDebemos tener en cuenta que una buena higiene bucal es la base del éxito de cualquier tratamiento dental, sobre todo en los tratamientos rehabilitadores como es en el caso de los implantes dentales. El acumulo de restos alimenticios es mucho más fácil en la corona protésica del implante, adquiriendo un color amarillento y volviéndolo susceptible a adquirir enfermedad periodontal que afectara a los tejidos que soportan al implante, causando inflamación de la encías, sangrado, dolor, secreción de pus, pérdida de hueso de soporte, movilidad del implante dental y posteriormente la perdida de este.

 

Rechazo del implante

Esto es más un mito que una realidad. Los implantes dentales son confeccionados en mineral (titanio), el cual es biocompatible, es decir no hay riesgo de rechazo con los tejidos del organismo humano. Cuando un implante fracasa, es más que todo por un complicación, ya sea por lo temas antes tratados (enfermedad periodontal, falta de higiene, infecciones, etc).  Recomendamos elegir una buena clínica dental, así como verificar con que profesionales especialistas cuentan. En muchas ocasiones se acude a este término “rechazo del implante”, cuando en realidad no se ha seguido un correcto plan de tratamiento o se coloca el implante en condiciones desfavorables: Poca cantidad de volumen de hueso, enfermedad periodontal sin tratar, ausencia de cadena bioseguridad, etc.

 

Las complicaciones del tratamiento con implantes dentales, suelen presentarse en su mayoría, días después de la intervención quirúrgica, siendo la más común la infección peri implantar, por esta razón debemos cumplir de forma estricta los protocolos de asepsia, bioseguridad e higiene bucal, además de cumplir con la medicación e indicaciones que su odontólogo prescriba.
Debe saber que el éxito del tratamiento no depende solo del odontólogo, sino que también dependerá del cuidado que usted tenga, cumpliendo con la medicación, reposo, y hábitos de higiene, así como también dejar los hábitos de alcohol, tabaco, entre otras.

Subir al principio

Leer más articulos de implantes dentales
Botón dental social